29 Nov 2016
noviembre 29, 2016

¿Por qué se llama electricidad?

0 Comment

Una de las primeras preguntas a resolver para hablar sobre la electricidad es de dónde proviene el vocablo de electricidad, primeramente definamos que la palabra tiene raíz griega electrón, significa ámbar, cuya raíz alude al brillo, se dice que los epítetos de la luna y el sol son elektrís y eléktor (brillante en femenino y masculino respectivamente); de donde procede el nombre de Electra, personaje de la mitología griega cuyo nombre significa rubia, ambarina o de color ámbar.

Si bien existen algunas dudas con respecto a ello, de lo que no existe dudas es de la relación del ámbar con los fenómenos eléctricos, no es extraño dado que desde la antigüedad se conocen las propiedades del ámbar, se sabe que en el año 600 a.C. cuando Tales de Mileto frotó una varilla de ámbar con lana y obtuvo pequeñas cargas y chispas que eran visibles en la oscuridad e incluso emitían un sonido, con lo cual era también posible que el objeto hiciese levitar plumas y pelusas; estos efectos fueron llamados ambarinos. Se dedujo que existían dos clases de electricidad, nombradas en aquél entonces como ambarina y vitrea, la del ámbar y la del vidrio, a las que después se llamó negativa y positiva, respectivamente.

Tales consideró que dichos efectos se debían al magnetismo pero no fue sino hasta el siglo XVII cuando William Gilbert acuñó el latinismo moderno de electricus. derivado del ya conocido griego electrón, de donde provienen los términos actuales de eléctrico y electricidad, y comienza a hablarse de lo que nosotros admitimos en realidad como electricidad.

Fuente

Rela, A.. (2010). Electricidad y electrónica. Buenos Aires: Ministerio de Educación. p. 10